Cinta de Coelho desafía prejuicios contra el autor

por: AP - 15 Agosto 2014, 07:00 pm

Antes de ser un fenómeno comercial con libros que algunos tachan de clichés y otros convierten en su guía espiritual, Paulo Coelho era la onda.

Una película sobre la vida de uno de los novelistas más exitosos del mundo busca ponerle un alto a los prejuicios en su Brasil natal, mostrando el lado turbulento del autor antes de sus primeros grandes éxitos.

"Nao Pare Na Pista", aún sin un título oficial en español pero que quiere decir "No se detenga en la pista", se estrenó el jueves en medio de grandes expectativas y con el público ya preguntándose por qué nunca había leído al autor.

El director Daniel Augusto dice que en el país hay mucho prejuicio en torno al escritor de "El alquimista", a pesar de ser el autor brasileño más traducido y seguido por fanáticos. Poco tienen sus historias de Brasil, al desarrollarse en otros países con personajes de otras nacionalidades, y críticos reclaman que su estilo es algo soso y lleno de clichés.

"¡Pero son 165 millones de libros que ha vendido!", exclamó Augusto con cierta frustración. "Es una persona cuya historia tiene que ser oída y leída en Brasil".

Un Coelho confundido atravesaba la juventud en los las décadas de 1960 y 1970, sumergido en las drogas y componiendo canciones de rock and roll con el cantante Raul Seixas. Siempre tuvo claro que quería ser escritor, pero no contaba con el apoyo de su padre ni tenía una historia clara que contar. Por miedo a su rebeldía, sus padres lo sometieron a terapia de electrochoques. Después fue detenido por la dictadura militar en los 70 e interrogado sobre los mensajes de sus letras que consideraba incitaban al desorden.

Andre Sollitto, un columnista de cine y música para el sitio Cucharada Cultural, dice que es común burlarse de los mensajes tachados sosos y de la calidad literaria de Paulo Coelho. Algo que se repite en los círculos intelectuales y literarios es que las traducciones resultan mejor escritas que la obra original en portugués.

"Pocos le damos una oportunidad. La verdad no lo entiendo", dijo Sollitto. "Conociendo que su vida es quizás más interesante que las propias historias que escribe, tal vez la gente vea la película y sea más aceptado".

El filme tuvo un presupuesto de 5 millones de dólares y tomó unos seis años, desde la escritura del guion. Se rodó en Río de Janeiro y en España, en Santiago de Compostela, el destino de un peregrinaje en el que el autor se basó para su primera novela, "El peregrino".

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.