Ágora Fiscal

Ágora Fiscal

Omar Contreras Borbón

Echa a andar la maquinaria del SAT… ¡un hacker!

9 Noviembre 2017

Por: Omar Contreras Borbón 

La maquinaria de fiscalización de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público fue echada a andar por las revelaciones dadas a conocer en la investigación Paradise Papers. El pasado 6 de noviembre, el Servicio de Administración Tributaria informó mediante un comunicado, que procederá conforme a disposiciones fiscales con relación a los contribuyentes señalados en la investigación, por el uso de estructuras o empresas off shore constituidas en paraísos fiscales y revisará a los contribuyentes que se refieran a individuos o empresas con obligaciones fiscales en México. De ahí determinar si se configura la comisión de actos de evasión fiscal.

Al igual que ocurrió en abril de 2016 con el hackeo de las bases de datos del bufete Mossack Fonseca, por cierto, sus fundadores hoy bajo arresto por blanqueo de dinero de Odebrecht y la operación Lava Jato en Brasil, hoy la noticia es el hackeo al bufete jurídico Apple by Group Services fundado hace 119 años, con sede en Bermudas, del que se filtraron de manera masiva más de 13 millones de documentos.

Dos reporteros del periódico alemán Süddeutsche Zeitung recibieron la información, que a su vez fue compartida con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), información que revela como individuos y compañías multinacionales pudieran estar evadiendo impuestos y escondiendo patrimonios desde 1950 en paraísos fiscales, entendidos como territorios en los que existen regímenes tributarios de impuestos bajos y un alto nivel de secreto bancario que atrae residentes y capital extranjero.

Una de las formas más comunes en que se oculta el dinero es a través de la creación de una compañía nominal como empresa fantasma en algún paraíso fiscal (off shore) con testaferros como accionistas o apoderados de la misma, para evitar que el nombre del propietario aparezca en documentos; posteriormente, para blindar la operación, una cuenta bancaria es aperturada en otro lugar en el exterior, cuenta a la que llegarán depósitos en calidad de “pagos”. El dinero ahí depositado se gastará en activos de la empresa o en créditos que nunca serán liquidados.

Se estima que un total de 10 billones de dólares se oculta en sociedades off shore y que la pérdida anual global por la evasión fiscal asciende a 240 mil millones de dólares, de acuerdo a cifras de la OCDE. 

Entre los nombres que aparecen en estas nuevas revelaciones se encuentran el del Secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, encargado de la renegociación del TLCAN, al que vinculan empresarialmente con el yerno del presidente ruso Vladimir Putin, que participa de acuerdo a Paradise Papers en una empresa naviera con socios del primer círculo del mandatario ruso.

Empresas como Apple, Nike, Uber, o las mexicanas Femsa y América Móvil son algunas de las que aparecen vinculadas. Resaltan los nombres del Primer Ministro canadiense Justin Trudeu, la Reina Isabel II, Lord Michael Ashcroft donante del Partido Conservador inglés, Yuri Millner de Facebook o los mexicanos Carlos Slim Helú, Alberto Bailléres González, José Fernando Calderón Ayala de FEMSA, o los extintos Joaquín Gamboa Pascoe, otrora líder de la CTM, y Marcial Maciel Degollado.

El hecho que existan cuentas en el extranjero no significa que sus cuentahabientes hayan omitido el pago de impuestos correspondientes. La autoridad fiscal debe realizar un cruce para determinar quienes se encuentran en omisiones.

Todos tenemos derecho a disponer de nuestros recursos siendo lícito y habiendo pagado impuestos por haberlos obtenido. Lo alarmante es que al ocultar riquezas en paraísos fiscales se eluda el pago de impuestos, lo que priva a los gobiernos locales de los recursos que se requieren para financiar servicios públicos y proyectos de infraestructura. Así la desigualdad se ahonda y la carga del gasto público recae sobre la clase media, el ciudadano común.

omar.borbon@intellex.mx

El autor es Abogado Fiscalista, socio del Despacho Intellex: Soluciones Fiscales.

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.