Marco Antonio Córdova

Marco Antonio Córdova

Marco Antonio Córdova, Economista, Vicepresidente del Colegio de Contadores de Sonora

¿Peligra la economía con Morena?

16 Julio 2017

Por Marco Antonio Córdova
 
 
En los comicios de 2006, el eslogan “AMLO es un peligro para México” utilizado por el PAN en su campaña presidencial, se consideró que jugó un papel importante en la derrota del candidato a la Presidencia de la República por el PRD, se advertía en el spot que, en caso de que AMLO llegara a ganar, habría crisis económica, devaluación y desempleo.
 
En las pasadas elecciones a la Gubernatura del Estado de México, el candidato del PRI Alfredo Del Mazo comentó en el segundo debate entre candidatos, que “votar por Morena devaluaría el peso”, días después la calificadora internacional Fitch Ratings señaló que un posible triunfo del presidente de Morena en las elecciones presidenciales de 2018, generaría incertidumbre y volatilidad. Ambos comentarios no tuvieron ningún efecto sobre el mercado financiero, incluso el peso se apreció 1.93 por ciento en jornadas posteriores, ubicándose el tipo de cambio interbancario en 18.83 pesos por dólar. 
Tomando en cuenta el programa de Morena y los lineamientos básicos del proyecto alternativo de nación 2018-2024 expuestos por su líder, la posibilidad de que el país registre incertidumbre y volatilidad económica en caso de que Morena llegue a la presidencia es mínima.
La propuesta económica de AMLO se resume en un conjunto de estrategias que buscan acabar con los monopolios, elevar la competencia, fomentar el mercado interno, no elevar la deuda pública, respetar la autonomía del Banco de México, promover el crecimiento económico. Por su parte, la calificadora de riesgo JP Morgan descarta riesgos en las finanzas públicas en caso de que el líder de Morena resulte el nuevo Presidente del país, señaló en el estudio México Equity Strategy AMLO in 2018 What to Expect & Equity Readthrough. El director general de la calificadora Moody's en México, afirmó que independientemente quien gane en 2018, AMLO no representa un riesgo crediticio para México.
 
El programa de Morena destaca impulsar un nuevo modelo económico, que tiene como base promover el desarrollo a través de las iniciativas privada y social, provocando la competencia pero ejerciendo la responsabilidad del Estado. Un modelo en donde el Estado asuma la responsabilidad de conducir el desarrollo sin injerencia externa. Impulsando cadenas productivas con los sectores privado y social, maximizando el empleo y el valor agregado, impulsando el apoyo a la educación, la ciencia, la tecnología y que fortalezca el mercado interno a través de salarios justos y remunerativos para los trabajadores. 
 
Por su parte, los lineamientos básicos del proyecto alternativo de nación de AMLO destacan en su punto 3, que el nuevo gobierno garantizará las libertades y cada quien podrá dedicarse a la actividad que más le satisfaga y convenga. Pero, obviamente, tendrán que ceñirse a la nueva legalidad y a reglas claras; no habrá influyentísimo, corrupción ni impunidad; el presupuesto será realmente público.
En el punto 15 señala que se mantendrán equilibrios macroeconómicos, se respetará la autonomía del Banco de México y se promoverá la inversión privada nacional y extranjera. La propuesta consiste en aplicar una política de cero endeudamiento y baja inflación, aparejada a una estrategia de crecimiento para promover la creación de empleos y el bienestar. 
 
En el punto 16 el líder de Morena dice que abolir la corrupción significará toda una revolución social pacífica, la austeridad republicana se convertirá en ejemplo de rectitud, moralidad y en la principal fuente para financiar el desarrollo. Según sus cálculos, podrán ahorrar, por el combate a la corrupción y el plan de austeridad, alrededor de 500 mil millones de pesos, los cuales podría invertir en programas públicos y subsidios sociales, incluyendo el acceso universal a la educación, a los servicios de salud y beneficios para pensionados.
 
La actual propuesta económica de Morena no representa un peligro para México, pero tampoco se percibe como la solución que sacará al país del mediocre desempeño económico de las últimas 3 décadas. El próximo Presidente de México tiene la gran tarea de operar las nuevas reglas del TLC y restablecer la confianza institucional del Estado mexicano. La posible solución de los problemas estructurales de México (pobreza, desempleo, competitividad, educación, salud, inseguridad, problemas ambientales, entre otros) requiere de políticos íntegros y con alta capacidad de diseñar e implementar políticas públicas efectivas, eficientes y transparentes de corto, mediano y largo plazo.
 

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.