Manuel D'Argence

Manuel D'Argence

Columnista

WhatsApp viene por un pedazo del pastel

13 Noviembre 2017

Por Manuel D’Argence

En febrero de 2014, cuando Facebook adquirió WhatsApp por la impresionante cantidad de 19 mil millones de dólares, supimos que era cuestión de tiempo para conocer cómo convertirían al servicio de mensajería en un buen negocio.

La monetización es la mayor habilidad de la empresa de Palo Alto, California.

Hace apenas unos días conocimos el primer paso hacia convertir nuestra atención en los mensajes diarios en un flujo constante de efectivo para sus creadores y sus nuevos dueños.

El pasado 9 de septiembre, WhatsApp anunció WhatsApp for Business, una función que por ahora está en periodo de prueba con algunas empresas y que en unas semanas deberá empezar a hacerse disponible para todos.

Se prevé que esta función sea gratuita para pequeños negocios y que tenga un costo mensual para empresas con necesidades masivas.

El funcionamiento

No es novedad que los negocios y las marcas establezcan comunicación formal con sus clientes y prospectos a través de WhatsApp. El ícono de la aplicación de mensajería ya se empieza a convertir en un obligado de la publicidad de cualquier negocio para ofrecer una forma de contacto a sus clientes. La tendencia de consumo y comunicación hoy está claramente cargada hacia las opciones de comunicación con texto y las llamadas comienzan a desaparecer.

Sin embargo, la informalidad del medio para una empresa hace que no sea completamente aceptado como medio de comunicación oficial por muchas marcas y empresas.

A partir de la entrada en vigor de WhatsApp for Business, las empresas podrán hacer un proceso de verificación para lograr portar en su cuenta de WhatsApp un emblema con un checkmark verde que significa que la cuenta está verificada y que es un canal de comunicación oficial de la empresa con la que se quiere comunicar.

Hoy, WhatsApp ya hace pruebas en otro nivel con empresas globales como KLM. La aerolínea hoy prueba enviando pases de abordar y notificaciones relevantes a sus clientes vía WhatsApp y esperan, en un futuro próximo, crear conversaciones transaccionales que permitan hacer trámites, cambios de asiento o reservación e incluso pagos a través de la plataforma de mensajería.

El futuro

Lo que sigue para WhatsApp en este intento de monetizarse está aún en el terreno de la especulación. Sin embargo es fácil presumir que pronto veremos chatbots para atención al cliente en WhatsApp y alguna forma de envío masivo de mensajes a listas de suscriptores con información publicitaria.

La realidad es que WhatsApp es una de las bases de datos de usuarios de internet más grande del mundo y posee información valiosísima sobre nuestra conducta y preferencias. Tendrá que convertirse también en una fuente de dinero para sus dueños si queremos que siga existiendo.

Eso no significa que vayamos a perder privacidad o que nos vayan a atacar con publicidad día y noche en mensajes de WhatsApp. Facebook ha entendido que ese es un balance difícil de guardar y seguramente enfrentarán este reto con creatividad.

 

 

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.