Coach Ozz

Coach Ozz

Columnista

Cacao, divino tesoro

2 Mayo 2017

Por Oziel Farías
 
Cuenta la leyenda que no fue otro, sino el mismísimo Quetzalcóatl, quien dio a los hombres los primeros granos de cacao. Como ya es sabido, este grano ha sido motivo de fascinación y reverencia desde tiempos ancestrales. Fungió como base de la economía de las poblaciones prehispánicas —entonces uno no se preocupaba por el dólar, sino por el cacao— y era Moctezuma quien cargaba siempre con su cáliz dorado lleno de Xocolatl, bebida hecha a base de cacao molido, chile, achiote, vainilla, miel y harina de maíz, el super smoothie original. 
 
De lo sagrado a lo profano, con el choque cultural que significó la llegada de los españoles —ya todos nos sabemos cachos de esta tragicomedia—, el Xocolatl fue una de las cosas que arrebató el corazón de los conquistadores y lo llevaron de inmediato al otro lado del charco y fue donde empezó la evolución del chocolate. Se refinó su consumo con la adición de azúcar a la bebida, ya que era extremadamente amarga la manera en que la consumían los nativos, y así fue conquistando paladares a lo largo de Europa y se establecieron plantíos en territorio Índico y Filipino para convertirse en algo que hoy encontramos en cualquier tienda de conveniencia y apareciendo como saborizante principal de golosinas, helados,  bebidas, barras, cereales, y demás productos posmodernos.
 
David Wolfe, experto en el tema del chocolate, hace una comparación acerca de cómo el chocolate que estamos acostumbrados a consumir es igual a que si estuviéramos habituados a comer almendras en una forma procesada y disfrazada que no se pareciera nada a lo delicioso que es comerse un puñado de almendras naturales. Dice que es precisamente eso lo que pasa con el chocolate, lo comemos mezclado con tantas cosas que nos ciega al verdadero y exquisito manjar que es el cacao en su estado más puro y por supuesto los beneficios que trae consigo. Recomiendo que busque lo que este gurú moderno tiene que decir acerca del tema. 
 
¿Pero qué beneficios son los que nos ofrece el cacao? 
No precisamente para curar un corazón roto, pero sí para mantener un corazón saludable, pues los flavonoides que contiene el cacao ayudan a disminuir la presión sanguínea y previenen la formación de coágulos y la arterioesclerosis (endurecimiento de las arterias), también disminuyen el riesgo de sufrir un ataque al corazón casi un 50% e incrementa el flujo sanguíneo en partes clave del cerebro, disminuyendo la fatiga, el cansancio y la “flojeritis aguditis” que parece ser tan contagiosa.
 
Rey indiscutible de los antioxidantes. Sí, leíste bien. El cacao tiene de 30 a 40 veces más antioxidantes que el té verde y el vino tinto o, poniéndolo en una escala más precisa, cada 100 gramos de blue berry tiene 2,400 unidades capaces de absorber radicales libres (cancerígenos), mientras que cada 100 gramos de cacao tiene 13,120. Considerando que la blue berry es una de las bayas con más antioxidantes, el cacao se la lleva de paso. 
 
David Wolfe también cuenta cómo un científico fue quien le reveló que la combinación de bayas (berries) con cacao hace que se potencialicen al doble la cantidad de antioxidantes encontrados en cada uno, es decir una bomba atómica de antioxidantes.
 
Contiene feniletilamina, es el mismo químico que produce el cerebro cuando nos enamoramos. Por eso el antojo de un galón de nieve de chocolate cuando nos sentimos “forever alone”. Las endorfinas que libera el consumo de cacao nos hace sentir encantados de la vida. También mantiene un equilibrio en el azúcar en la sangre y la circulación irreprochable, lo cual ayuda a prevenir la diabetes tipo 2, además ayuda a nuestras células a utilizar la insulina eficientemente.
 
El contenido de cafeína es sólo el tercio de una taza de café, así que esto no es un problema, además contiene teobromina, la cual ayuda a endurecer el esmalte de los dientes. ¿Quién lo pensaría? Nos ayuda a prevenir la aparición de caries. Además la teobromina ayuda a la ventilación de los pulmones, aliviando la tos.
 
Nos ayuda a reducir el colesterol malo (LDL) en la sangre y a incrementar el colesterol bueno (HDL). Tiene un alto contenido de potasio, cobre, magnesio y hierro, es decir, prevención directa contra enfermedades cardiovasculares y derrames, anemia, alta presión sanguínea, diabetes tipo 2 y enfermedades del corazón.

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.